Lunes , 1 septiembre 2014
Recuerda:
Inicio / Artículos / Arrojando tu Capa
Arrojando tu Capa

Arrojando tu Capa

46Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. 47Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! 48Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! 49Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. 50El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. 51Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. 52Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino. — Marcos 10:46-52

En el Israel por el cual nuestro Señor caminó había disposiciones sociales para ciertas personas concebidas como vulnerables. Unas de ellas eran las personas invidentes como el que se menciona en esta escritura: Bartimeo.

Todo lo que podía hacer la sociedad era darle un permiso oficial para mendigar, lo cual era evidenciado por la capa. Sin embargo el hecho de tener una capa era sólo un paliativo que para nada solucionaba su situación. Te has puesto a pensar que realmente lo que el mundo ofrece para muchas situaciones es solo eso, paliativos, pero que realmente no hay soluciones verdaderas y duraderas. Sin embargo el mundo de Bartimeo estaba a punto de cambiar por aquél que realmente cambia todas las cosas: Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios.

Paso a paso veamos lo ocurrido y apliquémoslo a nuestras vidas:

1- Jesús pasó cerca de Bartimeo, de la misma manera el hecho de que estés leyendo estas líneas es una evidencia que El Señor, a través de su Espíritu está pasando cerca de ti.

2- Bartimeo había oído hablar de Jesús, ya que al saber que estaba cerca lo llamó por el título que sólo al mesías daban los judíos, Hijo de David. De la misma manera tú has oído hablar de Jesús, sin embargo eso no es suficiente, es necesario que vayas más allá.

3- Bartimeo clamó; a pesar que le decían que callase, no le importó, tenía delante de sí la única oportunidad de encontrarse cara a cara con Dios, y eso era más importante que cualquier impedimento humano que tratara de evitarlo. El Señor está delante de ti, no dejes que el decir de tus amigos, familia o conocidos te impida clamar a él hoy.

4- Jesús se detuvo. Cuando un corazón clama sinceramente a él, ten la plena seguridad que Él le presta atención.

5- Ten confianza, levántate, te llama. Habías escuchado algo más dulce en tu vida? El eterno Hijo de Dios te está llamando. Y al igual que a Bartimeo en aquel día yo te digo, ten confianza, levántate. El levantarse implica tomar la decisión de cambiar de postura y estilo de vida, implica acción y cambio. Hazlo.

6- Arrojando la capa. Bartimeo tomó una decisión de fe de no volver más nunca atrás. Al arrojar su capa, sin haber todavía recibido el milagro le estaba diciendo a todos que después de encontrarse con Jesús, más nunca volvería a ser el mismo, de la misma manera si tú haces de Jesús el Señor de tu vida, nunca más volverás a ser el mismo. Arroja tu capa ahora.

Haz esta oración ahora: Señor Jesús, reconozco que soy pecador, que no he hecho las cosas bien y que el mundo no ha podido ayudarme de manera real, vengo a ti arrepintiéndome de todos mis errores y reconociendo que tú eres el Hijo de Dios, que moriste en la cruz para perdón de pecados y que resucitaste y estás vivo para justificarme para siempre delante de Dios. Me entrego a ti aceptándote como mi único Señor y Salvador.

“Tomarla diariamente durante esta semana. Cita de seguimiento en 7 días”

Si quieres saber más de Jesús llámanos al 260-8900, 260-8923 ó mantente en contacto a través de la página web. Estamos ubicados en Plaza El Dorado, frente a Dóminos Pizza del Dorado, Ave. De la Amistad, Panamá, ciudad de Panamá.

Acerca de Celio Ríos

El Dr. Celio Ríos es el Pastor Principal del Ministerio Casa de Poder Int. Panamá, desde hace mas de 5 años.

2 Comentarios

  1. nunca habia visto el cambiar de vida desde el punto de vista de arrojar una capa,,,que bueno es Dios y sus revelaciones.
    gracias pas.

  2. Este mensaje nos lleva a reflexionar porque así como Bartineo puso su confianza en Dios que lo iba a sanar tuvo fe en el señor a pesar que él estaba ciego pero el tiro la capa y siguió adelante sin retroceder, nosotros tenemos que aprender a confiar en Dios y nunca dejarse llevar por otras personas, sino tener la plena seguridad que Dios transforma las vidas porque cuando clamamos a él con un corazón dispuesto el nos oye porque su palabra dice clama a mí y yo te responderé y te enseñare grandes cosas y ocultas que tu no conoces, es la palabra de Dios que nos enseña que cada día debemos ser humildes de corazón y rendirnos ante el señor teniendo la seguridad que Dios va a estar con nosotros siempre.Bendiciones

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>