Jueves , 24 julio 2014
Recuerda:
Inicio / Predicas en Audio / Humillarse ante Dios
Humillarse ante Dios

Humillarse ante Dios

Humillarse ante Dios.

Salmo 119: 65 al 72.

Por. Dr. Celio Ríos

El sentido aquí de humillación no está relacionado con vergüenza, más bien significa el acto de reconocer la autoridad y poder de alguien de tal manera que estoy dispuesto a obedecerlo por el simple hecho de reconocer quién es.

 Desde el punto de vista de la enseñanza de la escritura en cuanto a Dios, Él nos puede humillar, ó voluntariamente podemos humillarnos ante Él.

  1. Resistencia a la humillación

 La primera vez que este término se usa en la escritura es Éxodo 10:3 en el diálogo que tiene Dios con Faraón. Se nota que la actitud de Faraón refleja el hecho de no querer humillarse ante Dios. Es interesante que su actitud en los primeros 4 versículos de Éxodo 5 nos hacen entender la actitud de alguien que no desea humillarse ante Dios:

1-   Desconoce a Dios.

2-   No quiere oír su palabra, la Biblia.

3-   Se niega a obedecer.

4-   Se concentra en el aquí y ahora, verso 4.

Este tipo de actitud es muy peligrosa ya que aún ante la imponente manifestación de Dios puede haber endurecimiento del corazón.

 II. Cediendo a la humillación de Dios.

El salmista del salmo 119 menciona una situación parecida, con ciertas variantes. En el versículo 67 se menciona que antes de ser humillado “descarriado andaba”. Aquí el término descarriado va más allá de tener una vida de pecado, significa que se argumenta y se defiende esa posición. La gran diferencia entre la persona del salmo 119 y Faraón es que esta persona responde a la humillación de Dios y a la postre reconoce el beneficio de la misma, versículo 71. Lo hermoso también en este caso es que esta persona reconoce los beneficios de haber sido humillado:

1-   Ahora guardo tu palabra, atesora la Biblia, versículo 67.

2-   Deseos de aprender, enséñame tus estatutos, versículo 68.

3-   Actitud de mantenerse firme al Señor aún en medio de ataques de adversarios, versículo 69.

4-   Se alegra en la vida de acuerdo a la ley de Dios, versículo 70.

5-   Se ha dado cuenta que la palabra de Dios es lo más valioso que tiene en la vida.

 III. Humillándose voluntariamente

Los hijos de Dios no debemos esperar a que esto ocurra como consecuencia de una acción externa, cuando se hace de manera espontánea, esto atrae el cielo a la tierra; Daniel 10:12. Lo que Daniel hizo es un modelo para el hijo de Dios de cómo humillarse ante El Señor. Este humillarse al que se refiere el ángel está descrito en el capítulo 9 del mismo libro en los primeros 19 versículos. Daniel menciona muchas cosas, sin embargo podemos resaltar algunas:

1-   Reconoce la grandeza de Dios.

2-   Reconoce la justicia de Dios.

3-   Reconocimiento del pecado.

4-   Reconoce la fidelidad de la palabra de Dios.

5-   Sabe que Dios es bueno y apela a su gracia.

 IV. Cristo nuestro modelo de humillación.

 Los creyentes somos llamados a vivir una vida de humildad ante Dios, humillándonos ante Él manifestado por obediencia a Él, siguiendo el modelo de nuestro Señor, Filipenses 2: 5 al 8.

 El humillarse ante Dios manifestado por obediencia tiene recompensa: Salmo 25: 9, Salmo 147: 5 y 6, Filipenses 2. 9 al 11.

 Hoy es un buen día para humillarse ante El Señor.

Acerca de Celio Ríos

El Dr. Celio Ríos es el Pastor Principal del Ministerio Casa de Poder Int. Panamá, desde hace mas de 5 años.

3 Comentarios

  1. Excelente. La predica en Audio ayuda mucho al estudio y exposición de la enseñanza. Muy cool.

  2. Si Luis, es una de las herramientas que estamos usando para que se puedan apoyar, y de esta manera est;en mejor preparados para la enseñanza a trazar.

    Gracias por tu apoyo en la Web.

  3. También es un excelente recurso para los que estamos lejos. Saludos

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>