Share this...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Este fin de semana en M.I.L.E.s. hablamos sobre lo regular y natural que debe ser la sanidad del cuerpo físico. Así como recibimos el perdón de pecados por la sangre de Jesús, recibimos sanidad para nuestro cuerpo; esto lo vemos claramente cuando Jesús le dice a los fariseos: «¿Qué es más fácil decir: “Tus pecados son perdonados” o “Ponte de pie y camina”?… Entonces Jesús miró al paralítico y dijo: «¡Ponte de pie, toma tu camilla y vete a tu casa!». Así de fácil como recibimos perdón de pecados, así de fácil recibimos sanidad en nuestro cuerpo.